¿El chocolate puede matar a un perro?

El consumo de chocolate es una de las mayores causas de envenenamiento de los perros e incluso puede llegar a matarlos. El chocolate está hecho de cocoa, que contiene cafeína y teobromina, el compuesto químico que puede cambiar la vida de tu perro de un momento para otro.

La teobromina es un grupo metilo alejado de la cafeína. Si se aísla es un polvo blanco y amargo. En general, ensancha los vasos sanguíneos y disminuye la presión arterial, actúa como diurético y estimulante cardíaco -por el aumento de los niveles de calcio en sangre-. Su consumo también puede inhibir los receptores de adenosina en el sistema nervioso central.

El problema surge porque los perros metabolizan la teobromina más lentamente que nosotros: mientras que a los humanos nos cuesta entre 20 y 40 minutos, en un perro puede costar más de un día entero. Esto se debe a que nosotros tenemos la enzima citocromo P450 en el hígado, que es la encargada de metabolizar este compuesto químico. Aunque esto también sucede en los gatos, casi no hay casos ya que estos felinos no suelen comer chocolate, mientras que a los perros les encanta el sabor.

Pequeñas cantidades causan vómitos y diarrea, mientras que una mayor cantidad puede provocar hiperactividad, temblores, presión alta, latidos del corazón rápidos, convulsiones, fallo respiratorio y finalmente fallo cardíaco.