Kim Kardashian, desnuda en la portada de ‘GQ’

(Variety Latino),- Ya nos tiene acostumbrados a sus desnudos o grandes revelaciones de piel, pero Kim Kardashian nunca pasa desapercibida.

Esta vez la socialité y estrella de reality se quitó la ropa para la revista GQ, y aunque ya lo hizo en otra ocasión para la misma publicación británica, esta vez engalana la edición por el décimo aniversario llamada ‘Love, Sex, and Madness’.

La “musa de América”, como llama la revista a Kim, dio además una amplia entrevista donde revela su especial forma de volver loco a su marido, Kanye West, cómo es estar en el equipo #imwithher, qué había realmente en el bolso Louis Vuitton de O.J, y cómo es convertir su propia vida en su negocio.

La mamá de North y Saint West realizó una muy sexy producción fotográfica despojada de todo prejuicio, y captada por los fotógrafos Mert Alan y Marcus Piggott.

Kim Kardashian y sus desnudos han sido el blanco de críticas por parte de otras famosas, pero ella no lo dejó pasar (y tampoco planea dejar de quitarse la ropa públicamente). El pasado mes de marzo fue criticada en las redes sociales por Chloë Grace Moretz y Bette Midler.

“Kim tuiteó una selfie desnuda hoy. Si Kim quiere que veamos una parte de ella que nunca hemos visto, va tener que tragarse la cámara”, escribió Midler, de 70 años, en su cuenta de Twitter.

A ese tuit, le siguió otro de la protagonista de Kick Ass, quien sin mencionar nombres indicó que su intención no era la de señalar a nadie por sus acciones. “Hay una gran diferencia en respetar la plataforma que te fue dada como celebridad y avergonzar a una mujer por su sexualidad, algo que nunca he hecho y que nunca haré”, publicó Moretz.

La respuesta de Kim a esos tuits fue irónica y contundente: “Qué pena que llegué tarde a la fiesta. Estaba ocupada haciendo efectivo mi cheque de 80 millones por mi videojuego y transfiriendo 53 millones a nuestra cuenta conjunta”.

Pese a las críticas, muchos siguen “consumiendo” los desnudos de Kardashian y lo seguirán haciendo. Después de todo ella se siente muy cómoda en su propia piel.