Liberan a 1.000 perros en Yulin

Esta ha sido una semana movida en Yulin, una ciudad china que conmemora su controvertido festival de “10 días comiendo carne de perro”. Allí se concentraron muchos activistas, reivindicando los derechos de los animales e intentando salvar la vida de muchos animales en los mataderos. Para hacernos una idea de la magnitud de este “evento”, está previsto que se asesinen 10.000 animales durante estos días.

El activista estadounidense Marc Ching viajó hasta Yulin para intentar rescatar el mayor número de perros posibles, todos ellos encerrados en gigantescos recintos. Al final del martes, Marc (y su acompañante Valarie Ianniello) consiguieron liberar 1.000 perros de seis mataderos diferentes. Victoria que se encargaron de anunciar en su página de Facebook.

Esta es la séptima vez (en el último año ) que Ching hace un viaje de rescate a Asia, haciendo lo mismo en países como Camboya. La semana pasada fallaba en su misión en Yakarta, Indonesia. Para conseguir liberarlos, utiliza diferentes métodos. Algunas veces finge ser un comprador de carne de perro y manda cientos de perros a Estados Unidos para que sean rehabilitados. Otras veces consigue convencer a los dueños de los mataderos para que hagan un trueque, dándoles dinero para que comiencen otro negocio.