Kate del Castillo habla de la violencia que sufrió en su matrimonio

(Espectador) – En un video asegura que por parte de su exesposo, el exfutbolista mexicano Luis García, recibió golpes, patadas e intentos de asfixia.

“Lo que pasé en este matrimonio fue muy duro porque fue la primera vez que me enfrenté a la vida yo sola, y no tenía las herramientas necesarias para enfrentarme a una circunstancia tan dolorosa y tan fuerte como es un matrimonio con violencia“. Con estas palabras la actriz Kate del Castillo habla de los malos momentos que vivió junto a su exesposo, el exfutbolista mexicano Luis García, con quien estuvo casada un año y medio desde 2001.

La artista mexicana aprovecha la popularidad que goza por estos días gracias a “Ingobernable“, la serie de Netflix que protagoniza, para vincularse a la campaña Real Women Real Stories, enfocada contra la violencia de género.

En un video hablado en español, Del Castillo comenta que tardó mucho tiempo en entender lo que pasaba. “Lo primero que uno hace como mujer, por lo general, es echarse la culpa (…) algo estoy haciendo mal, o estoy haciendo algo para que él se enoje“.

En otro clip hablado en inglés, la artista mexicana ofrece detalles del maltrato que sufrió por parte de García. Golpes, patadas e intentos de asfixia hacen parte de las humillaciones de las que fue víctima, por lo que asegura “este hombre me rompió de muchas maneras“.

Kate del Castillo y Luis García se conocieron cuando ella tenía 27 años. Ella ya trabajaba en la actuación y él era un atractivo deportista, uno de los mejores futbolistas de México, recuerda.

“Era increíble, muy guapo, encantador…”, razones por las que seguramente no hizo caso a las señales que le indicaban que algo en la relación estaba mal. “Pero ya sabes, cuando estás enamorada no ves esas señales. Las cosas fueron mal desde mi luna de miel”.

Asegura que la violencia comenzó con palabras y frases como “eres una actriz terrible” o “estás más fea que ayer”. Y cuando había acabado con su autoestima, García empezó con los golpes físicos. “Después él empezó a tocarme, a golpearme, a patearme, trató de asfixiarme muchas veces”, relata entre lágrimas.

Un año y medio de matrimonio podría ser catalogado como corto, pero para Del Castillo fueron como 10 años, pues dice que el hoy comentarista deportivo la tenía prácticamente secuestrada. Durante ese tiempo ella misma no se atrevía a mirarse al espejo, a verse ella misma.

No me aguantaba la mirada, me di cuenta de que esa persona que estaba ahí enfrente era desconocida para mí“, así que tomó la decisión de irse del país y empezar una nueva vida, sola.

¿Cómo hace uno para salir adelante y qué haces para cambiarlo?“, se pregunta. Y responde sin titubear que lo más importante es recuperar “los pedazos que quedan de uno, regresar a crear en ti misma, a respetarte”. En conclusión, para ella, lo que funciona es el amor a uno mismo, algo muy difícil de recuperar.

Kate del Castillo es una de las mujeres que comparte su testimonio en la campaña “No estás sola” que adelanta Real Women Real Stories con el fin de que víctimas de violencia de género conozcan otros casos similares y puedan conocer herramientas para sobreponerse de la situación.