The Walking Dead 7×15: el final está muy cerca

(Hipertextual) – The Walking Dead está a punto de terminar su séptima temporada. La noche de ayer disfrutamos el penúltimo episodio y, sorprendentemente, sucedieron cosas interesantes. Te recordamos que en este recap hablamos de lo que sucedió en el capítulo, no sigas leyendo si no has visto el 7×15, titulado “Something They Need”.

El episodio comienza con la voz en off de Tara contándole a Rick la existencia de Oceanside. La promesa que tanto le ha costado guardar es rota por las calamidades que ha sufrido su grupo. En pantalla vemos cómo el grupo de Rick y compañía se acerca sigilosamente a los terrenos donde viven estas mujeres. Tara se encuentra con Natania y le dice por qué volvió.

Luego de una discusión muy tensa e interesante, la líder de Oceanside accede a darles las armas pero no a unirse a la batalla pues ella aún parece tener abierta la herida que los “salvadores” le hicieron a su comunidad. Rick y su grupo por fin tienen lo que necesitan para el esperadísimo encuentro con Negan.

Por otro lado, podemos ver la suerte de Sasha encerrada en un hoyo del Santuario. Su arriesgado plan con Rosita resultó en esto. Entonces llega un tal David con la intención de amedrentar a Sasha y, claro, abusar de ella como cualquier hombre retorcido y con poder haría.

Negan salva a Sasha de las intenciones de David y lo mata sin piedad diciendo que violar a las mujeres está prohibido. Cosa bastante contradictorio pues Negan obliga psicológicamente a sus esposas a casarse y mantener relaciones con él. ¿Será que eso no es violación para él? Vaya doble moral. En fin, Negan le propone a Sasha a unirse a él porque “se quedó corto de hombres”, y agrega que no es sólo porque acaba de matar a uno de ellos. Esto es clave para lo que vimos al final.

Euguene visita a Sasha y le explica por qué el aceptó el trato con Negan y le dice que debe hacer lo mismo. Que ser valiente no salva a nadie del terror, y nos recuerda la fatídica noche en que murió Abraham y Glenn. Esta parte personal e íntima de los personajes es uno de los motivos por los que la serie ha conseguido que nos enganchemos a ella; lástima que esta temporada ha estirado más allá de lo debido nuestra paciencia.

Al día siguiente Sasha le dice a Negan que se unirá a él. Sin embargo, la deja un día más en la prisión. Antes de irse Negan nos deja a nosotros desesperanzados cuando dice que sabe del plan que se está urdiendo en su contra. Es por esto que Sasha le dice luego a Eugene que le proporcione algo para quitarse la vida. Vaya… Eugene se niega, pero más tarde regresa con el famoso veneno que las esposas de Negan le pidieron. Así dejamos a esta chica con tiempo, soledad, convicción y un veneno para acabar su vida. Ah, Sasha…

En Hilltop, Maggie está más que instalada dando órdenes en el huerto. Vaya que se ha conseguido un lugar ahí. El misterioso Gregory la alcanza fuera de los muros y le dice que deben platicar pero en un momento, con cuchillo en mano, duda en liquidarla ahí mismo. Es una escena muy buena y tensa. Gregory no puede y la vida le cobra muy pronto el favor pues aparecen dos caminantes y Maggie lo salva. ¿Qué traerá entre manos este Gregory?

Para cerrar el episodio (que resultó bastante bueno y por fin avanza algo en la historia) Rosita recibe a sus compañeros que vienen con las manos llenas de Oceanside con la noticia de que tiene algo que mostrarles. Resulta ser nada menos que Dwight. Daryl pierde la cordura (cómo no) y se le echa encima. Sin embargo, Rick lo detiene y Rosita les dice que quiere ayudar. Y así es como termina el episodio, con Rick dándole la oportunidad de hablar a este atormentado secuaz de Negan. La traición comienza a maquinarse.

La siguiente semana tendremos el final de esta temporada. En el promo del final de temporada vemos cómo las comunidades comienzan a moverse. En verdad esperamos que no nos dejen en otro tremendo cliffhanger, no lo merecemos en verdad, hemos tenido demasiada paciencia durante todos estos episodios. Ojalá valga la pena tanta espera (¡por favor!).