La importante tarea que la reina Isabel II le encargó a Harry

(Quién) – El próximo martes 11 de julio los reyes de España viajarán a Londres en la que será la primera visita oficial de un monarca español al Reino Unido en más de 30 años, siendo la última de ellas la que protagonizaron Don Juan Carlos y Doña Sofía en 1986. Esta ocasión tan especial también servirá para que el príncipe Harry tome un papel más activo en los actos de bienvenida de un jefe de estado extranjero, ejerciendo así de anfitrión de Felipe VI y doña Letizia a su paso por la capital británica.

En concreto, el hijo menor de Carlos de Inglaterra y de Lady Di acompañará a los reyes cuando estos hagan acto de presencia en la abadía de Westminster el miércoles que viene. Una vez allí, Felipe VI dejará una corona de flores como ofrenda en la Tumba del Soldado Desconocido, un gesto al que seguirán las oraciones del deán John Hall. La visita guiada al templo gótico contempla también una parada casi obligada a la tumba de la que fuera infanta de la Corona de Castilla y reina de Inglaterra, Leonor de Castilla.

Durante su estancia de tres días en Inglaterra, los reyes se hospedarán en el palacio de Buckingham invitados por la reina Isabel II y acompañados por el ministro de asuntos exteriores español, Alfonso Datis. El viaje arrancará de forma oficial la mañana del día 12 con la ceremonia de bienvenida que la soberana y su esposo, el príncipe Felipe, encabezarán en la famosa explanada de la Horse Guards Parade, cercana al céntrico St James’s Park y conocida principalmente por los desfiles y celebraciones que allí tienen lugar desde hace años.

Tal y como informaba en su día el citado ministro, esta visita de Estado -que ha sido pospuesta en hasta dos ocasiones- tiene por objetivo fortalecer aún más las ya de por sí excelentes relaciones que existen entre España y el Reino Unido, así como escenificar el compromiso de los dos países a preservar estos lazos históricos en el futuro.

También será una buena oportunidad para que el hermano de William de Inglaterra se implique mucho más en las tareas de representación de la corona británica, especialmente ahora que su abuelo ha anunciado que próximamente se retirará de la vida pública.