Internet ya no será libre, abierto… y menos barato

WASHINGTON DC.- Malas noticias, muy malas… Las grandes compañías norteamericanas ahora podrán decidir qué y qué no puedes ver en internet, la frecuencia con la que puedes verlo y hasta sacar de la red aquello que consideren que les perjudica.

Es decir, que muy pronto –no se ha dicho aún cuándo—compañías como AT&T Inc, Comcast Corp y Verizon Communications Inc podrán “rasurar” la red a placer, quitar lo que les moleste y promover a clientes y productos propios tanto como se les antoje.

¿Cómo pasó esto? Bueno, este jueves la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos votó para derogar las leyes que garantizan un internet libre y abierto.

De esta manera, Ajit Pai, presidente de la FCC –siglas en inglés de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos—le dio todo el poder del mundo a las compañías millonarias y “dejó fuera de la jugada” a los pequeños proveedores, pues no tendrán recursos para pagar las enormes tarifas que impongan “los grandes”.

El republicano Pai fue designado por Donald Trump bajo una sola consigna: destruir las reglas de 2015, impuestas por Barack Obama, que prohíben a los proveedores de servicios bloquear, ralentizar el acceso o cobrar más por determinado contenido.

De hecho, Google y Facebook, Hollywood y demócratas exhortaron a Pai a mantener las reglas, pero los ignoró.

Sin estas reglas, las proveedoras de internet serán libres de darle prioridad a los contenidos de sus socios comerciales: las películas, series, canciones o sitios web que ellos elijan podrían ser descargados a mayor velocidad que otros.

Los defensores del consumidor y los grupos comerciales que representan a los proveedores de contenido planean desafiar legalmente la decisión.

El comisionado de la FCC, Mignon Clyburn, un demócrata, dijo en el periodo previo a la votación que los republicanos estaban entregando las llaves de internet a un puñado de corporaciones multimillonarias.