Decide no comprar medicinas… y muere

DALLAS.- Por considerar muy caros los medicamentos que le recetaron para la influenza, una mujer decidió no comprarlos… y murió.

La madre de dos niños de 7 y 10 años, había acudido al médico, luego de varios días de sentirse mal.

El médico le recetó medicamentos contra la influenza y ella los ordenó en una farmacia. Fue luego a recogerlas, pero le dijeron que eran 116 dólares.

Heather Holland, maestra del segundo grado de una escuela en la ciudad de Weatherford (a unas 60 millas al oeste de Dallas), optó entonces por prescindir de los medicamentos.

Cuando el viernes su salud empeoró, su esposo compró las medicinas, pero ya era demasiado tarde. La mujer de 38 años debió ser trasladada de urgencia esa misma noche al hospital, donde la ingresaron en la unidad de cuidados intensivos.

“Los doctores obtuvieron cultivos de sangre y tuvieron que someterla a diálisis la madrugada del sábado”, contó el esposo, Frank Holland, al diario Weatherford Democrat.

“Tengo que ser fuerte por los niños, pero todo sigue siendo surrealista. “Hemos estado juntos mucho tiempo, más de la mitad de mi vida. Ella es mi mejor amiga, mi alma gemela, mi todo”, dijo.

Las más recientes estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) indican que 63 niños han muertos de la influenza durante la temporada que comenzó en octubre del 2017.