Va a prisión por pilotear borracho un avión

LOS ÁNGELES.- Un residente de Newport Beach, sur de California, fue sentenciado a un año y un día en una prisión federal por pilotear en 2014 un avión de Alaska Airlines con un nivel de alcohol en sangre más de tres veces el límite legal.

Reconoció, como parte de un acuerdo de culpabilidad, que era un alcohólico durante una parte “sustancial” de su carrera como piloto de línea aérea.

El juez de distrito Cormac Carney calificó la ofensa de Arntson como “muy peligrosa” y le ordenó pagar una multa de 10 mil dólares.

Según documentos judiciales, Arntson estuvo al frente de dos vuelos de Alaska Airlines el 20 de junio de 2014.

El primero fue de San Diego a Portland, Oregón. Después de una breve escala, piloteó un vuelo de Portland al condado de Orange, en el sur de California.

Después de aterrizar en el aeropuerto John Wayne, Arnson fue seleccionado para realizar pruebas aleatorias de drogas y alcohol por parte de Alaska Airlines.

Las pruebas de aliento realizadas con 15 minutos de diferencia en un baño del aeropuerto indicaron que Arntson tenía concentraciones de alcohol en la sangre de 0.134 por ciento y 0.142 por ciento. El límite federal para los pilotos es 0.04 por ciento.