Escasea la gasolina en la frontera tamaulipeca

CIUDAD VICTORIA.- Entre 50 y 60 gasolineras de Nuevo Laredo y hasta Matamoros presentaron escasez de combustible, lo que causó “compras de pánico” en la frontera tamaulipeca.
El desabasto, de acuerdo con la versión de clientes, inició el viernes y se extendió hasta el domingo, pero sólo en una parte de las 253 gasolineras que existen en la frontera norte de Tamaulipas.
Largas filas de vehículos se dejaron ver en estaciones de Reynosa, Matamoros y Río Bravo. Sin embargo, el fenómeno no fue tan tangible en Nuevo Laredo.
“Quizá sea un círculo vicioso. Como no hay gasolina en estados del centro, la gente ha de pensar que lo mismo ocurrirá aquí”, dijo Luis Lauro Reyes, un residente de Reynosa que hacía fila en una gasolinera.
El combustibleque más rápido se terminó fue la Magna, por lo que los automovilistas tuvieron que cargar Premium, pero pronto no tardaron en acabarse.
Desde el 1 de enero, los precios de las gasolinas disminuyeron poco más de un peso, ya que se ajustó a la baja del Impuesto al Valor Agregado (IVA), aunque con los problemas de abasto que se comenzaron a registrar, las estaciones de servicio que aún cuentan con combustible mantienen el precio de 2018.
En Victoria, la capital del estado, dos gasolineras cerraron la mañana de este lunes por falta de combustible. Sin embargo, al mediodía llegó una pipa a surtir y la venta se normalizó.
De acuerdo con el director de la Federación de las Cámaras de Comercio (Fecanaco) en Tamaulipas, Abraham Rodríguez Padrón, hasta el momento el problema no ha afectado gravemente al transporte de mercancías, aunque reconoció que de continuar esta problemática, sí afectaría la economía de empresas e industrias.
“Hasta el momento no hemos visto afectación. Durante su visita a Reynosa, el presidente López Obrador nos dijo que como parte del plan para frenar el robo de combustibles se cerrarían algunos ductos y se estará llevando a través de pipas, creemos que es preferible que esto ocurra en este momento a que continúe el problema de robo de combustible”, dijo.
De acuerdo con una fuente de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Reynosa, no existe fecha para que esta situación se normalice en los municipios afectados de la frontera de Tamaulipas.
En Nuevo Laredo se aseguró que el problema no es grave y que no se presentará en las próximas fechas.