Estalla paro en 45 maquiladoras

MATAMOROS.- Miles de trabajadores de 45 maquiladoras de Matamoros pararon máquinas y entregaron en paro para exigir el pago de un bono que cada año reparten las empresas, pero que esta vez se negaron. Luego, tomaron las calles, fueron a protestar ante el Sindicato, exigieron que salga de las negociaciones y que renuncie el líder.
Este viernes, los empleados esperaban el pago de un bono de productividad por 3 mil 300 pesos, calculando la inflación, dado que el año pasado se los otorgaron por 3 mil, pero las empresas alegaron que ya no lo pagarían “por culpa de López Obrador”.
Las empresas que entraron en paro son las maquiladoras Polytech 1, Polytech 2, Dura 3, Dura 4, AFX Autoliv y Cedras de México.
Para el sábado en la tarde, ya eran 45 las maquiladoras que se había unido al paro, unos 70 mil trabajadores.
Para AFX, el anuncio presidencial de aumentar al doble el sueldo mínimo en la frontera de México con Estados Unidos equivale a un “salario de emergencia”, condición que anula el beneficio anual del bono, previsto en el contrato colectivo de trabajo firmado en enero de 2018.
El martes, 700 obreros de esas siete plantas esperaban ver reflejado ese ingreso extra en sus tarjetas de vales de despensa. Molestos por no recibirlo, apagaron las máquinas en la fábrica de capital alemán AFX, que manufactura volantes de automóviles para General Motors Company y otras armadoras.
A la movilización y el paro de los trabajadores de AFX se sumaron el miércoles y jueves los obreros de Polytech 1 y 2, Dura 3 y 4, Autoliv y Cedras de México.
“El año pasado nos daban 3 mil pesos, y conforme a la inflación esperábamos 3 mil 300, pero lo que llegó fue el anuncio del delegado, de que por culpa del presidente Andrés Manuel López Obrador no íbamos a contar con ese beneficio”.
La mañana del jueves, durante una de sus manifestaciones, los obreros de la planta 3 de la fábrica Dura prácticamente corrieron a Amando Treviño Rivera, delegado de la Secretaría del Trabajo estatal, quien llegó a pedirles que regresaran a las líneas de producción.
El viernes, miles de trabajadores tomaron las calles de Matamoros y desde sus centros de trabajo se dirigieron al Sindicato de Maquiladoras, que dirige Juan Villafuerte Morales, secretario general del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora.
“¡Fuera el sindicato!… ¡Fuera Villafuerte!”, era la consigna de los trabajadores.
Luego de toma el edificio del Sindicato, Villafuerte Morales dio la cara y horas más tarde se elaboró un edificio para presionar a las empresas.
“El aumento del salario mínimo al doble en la frontera norte del país no impactará las prestaciones previstas en los contratos colectivos que el gremio firmó con las empresas maquiladoras de la región porque el sueldo promedio de los obreros de Matamoros es superior al mínimo nacional”, dijo Villafuerte Morales.
Los empresarios de Matamoros y la Asociación de Maquiladoras, que encabeza Rolando González Barrón, han guardado silencio sobre esta disputa, pero lejos de que los ánimos se calmen, con los días se exacerban y se prevé que este viernes las movilizaciones obreras continúen.
Mientras, representantes de los gobiernos estatal y municipal pidieron a los trabajadores mesura y esperar a las negociaciones.