Padres sacrifican vida por su bebé

EL PASO.- Andre y Jordan Anchondo sacrificaron su vida para salvar la de su bebé de dos meses en el tiroteo ocurrido este fin de semana en un centro comercial de la ciudad de El Paso, Texas.
La pareja, que acababa de celebrar su primer aniversario de boda, murió baleada a manos de Patrick Crusius, el hombre que abrió fuego contra la multitud y que quería ‘matar a tantos mexicanos como fuera posible’.
Familiares de Andre y Jordan, de 24 y 25 años, contaron a la prensa estadunidense que ambos actuaron como escudos humanos para proteger la vida de su bebé cuando se encontraron frente a Crusius.
El matrimonio forma parte de las 20 personas que murieron inicialmente en el tiroteo y que ahora ya suman 22, entre ellos ocho mexicanos, tras el deceso de dos de los heridos.
Ambos cayeron abatidos, pero por fortuna el pequeño logró sobrevivir, aunque sufrió la fractura de algunos huesos, pero ya se recupera satisfactoriamente en un hospital.
(Andre) Su esposo estaba en frente del pistolero para proteger a Jordan, y Jordan estaba protegiendo a su bebé”, relató Monique Terry, prima de la mujer.
Leta Jamrowski, hermana de Jordan, explicó que las fracturas se debieron que a Jordan cayó encima del bebé al ser alcanzada por los disparos.
La pareja tenía dos hijas más, de 6 y 2 años de edad, producto de una relación anterior de Andre.