Enfila huracán hacia Barbados

SAN JUAN.- Gran parte de la isla caribeña de Barbados suspendió actividades el lunes mientras la tormenta tropical Dorian se acercaba a la región y se fortalecía, amenazando con convertirse en un pequeño huracán que, según los meteorólogos, podría afectar a las islas de Barlovento y a Puerto Rico en los próximos días.
La primera ministra de Barbados Mia Mottley ordenó suspender las clases y cerrar las oficinas gubernamentales a lo largo y ancho de la isla y también pidió a la gente permanecer en interiores.
“Cuando estás muerto, estás muerto”, dijo durante un discurso televisado el domingo por la noche. “Quédense adentro y descansen un poco”.
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió avisos preventivos para Santa Lucía, Barbados, Martinica y San Vicente y las Granadinas. También emitió avisos para Puerto Rico, Dominica, Martinica, Granada, Saba y San Eustaquio.
Se prevé que la tormenta deje caer entre 8 y 20 centímetros (3 y 8 pulgadas) de lluvia en Barbados e islas aledañas, y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en zonas aisladas.
A las 8 de la noche (hora del este de Estados Unidos) del lunes, Dorian se ubicaba a 30 kilómetros (50 millas) al este-sureste de Barbados. Se movía con dirección oeste a una velocidad de 22 kilómetros por hora (14 millas por hora) y tenía vientos máximos sostenidos de 95 km/h (60 mph).
Los meteorólogos dijeron que podría pasar por el suroeste de Puerto Rico el miércoles por la noche como un huracán de categoría 1 y luego azotar la punta sureste de República Dominicana el jueves por la mañana.