Teme Londres un adiós de Taylor Swift

LONDRES.- Los fans de Taylor Swift adoran analizar las letras de las canciones de la cantautora en busca de referencias a su vida sentimental e indicios sobre su estado de ánimo.

Pero los admiradores de la superestrella del pop en el Reino Unido no tuvieron que escuchar atentamente su último álbum, “The Tortured Poets Department”, para tener la sensación de que Swift se había distanciado de la capital del país después de haberla convertido durante mucho tiempo en su lugar de residencia habitual y luego en su segundo hogar. La quinta canción del disco se titula “So Long, London” (“Hasta luego, Londres”).

Mientras Swift llevaba su exitosa gira Eras Tour al estadio londinense de Wembley este fin de semana, algunos “swifties” se preguntaban si estaban presenciando el comienzo de una larga despedida.

Londres no está preparada para verla marchar. El área alrededor de Wembley fue objeto de algunos cambios para sus espectáculos: los fans posaban frente a un mural gigante de la cantante y a algunas escaleras se les puso el nombre de “Swiftie Steps”, entre otros homenajes.

Swift anunció que 88 mil 446 personas asistieron al espectáculo del viernes en la que ella llamó “la ciudad más emocionante del mundo”. Entre los asistentes famosos se encontraba el príncipe Guillermo, que celebró su 42do cumpleaños en el concierto y posó para una foto con Swift junto a dos de sus hijos, el príncipe Jorge y la princesa Carlota.

Swift hizo un guiño a su vida londinense durante una de sus dos canciones acústicas en solitario: un popurrí al piano que comenzó con la londinense “The Black Dog” y continuó con “Come Back, Be Here” y “Maroon”.

Además de los conciertos de este fin de semana, Swift volverá a Wembley para otros cinco en agosto y con ello cerrará la etapa europea de la gira.

Londres es la única ciudad de la gira en la que Swift hace dos escalas. A algunos les preocupa que el arreglo pueda representar una especie de canto del cisne, mientras que otros piensan que simplemente refleja una nueva era en el vínculo de Swift con la capital británica. Tanto si “So Long, London” se convierte en un capítulo final o en el broche de oro de su tarjeta de amor a la ciudad —la canción “London Boy»—, el tour Eras es una especie de hito emocional.

Como que su relación asume ahora que Londres no será un lugar en el que ella estará. No es que haya un jugador de futbol americano que viva aquí”, dijo Maggie Fekete, de 22 años, una estudiante canadiense de licenciatura que da crédito a las referencias a Londres en la música de Swift con influir en Fekete cuando se mudó a la ciudad hace tres años. “Creo que en su música habrá mucho menos referencias a Londres, lo cual es triste”.

Código de ética